Entradas populares

miércoles, 15 de enero de 2014

Officium







No es que
yo les tema
a las ventanas
ni a este muro
de papel
que me trasluce.

Abrirse
tras nombrar
es lo más simple.

La espada
de la luz
cortando siglos.

Difícil
es cerrar
las manos y los ojos
mientras
giro en el azul
que descerraja
el viento
cada noche.


Silvia Rodríguez Ares
15/1/2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario